Lasaña de calabacín, Gluten Free

Me encanta cocinar, y aunque hoy he estado un poco pachucha…decidí levantarme y ponerme a cocinar aprovechando todos los restos que tenía por ahí.
El resultado una deliciosa falsa mousaka de calabacín con una ligerisima salsa bechamel que si la probáis os aseguro que alucinareis de lo riquísima que está.

Ingredientes:
-1 calabacín grande
-Pisto casero
-Tomate frito
-Orégano
-Albahaca
-Tomillo
-Aceite de oliva
-Queso en polvo vegano

Bechamel de calabacín:
-1 cebolla
-1 calabacín grande
-Leche de soja sin azúcar
-sal
-pimienta molida
-nuez moscada

Salteado:
-cebolla
-calabacín
-champiñones

Elaboración:
Pelar un calabacín grande y cortarlo a rodajas muy finitas, en una fuente de horno rociamos con aceite de oliva y ponemos una capa de rodajas de calabacín y salamos. Ponemos una capa de tomate frito por encima, luego una de pisto y luego otra del salteado. Una vez terminado, montamos de nuevo una capa de rodajas de calabacín, tomate frito, pisto y salteado.
Mientras tanto vamos elaborando la bechamel de calabacín. Salteamos la cebolla, una vez dorada añadimos el calabacin troceado fino, la sal y las especias. Una vez empiece a ablandar el calabacín añadimos la leche de soja y dejamos cocer hasta que estén tiernos, pasamos por la turmix y listo.
Añadimos la bechamel por encima y espolvoreamos con queso en polvo vegano.
Metemos 15 minutos al horno fuerte y 5 minutos a gratinar después.

Servir recién hecho.

Nota: podemos sustituir el queso en polvo por levadura de cerveza.